VECTORES, FÍSICA Y BOFETADAS

Vectores, física y bofetadas

VECTORES, FÍSICA Y BOFETADAS

Vectores, física, números, cálculos… a alguno ya se le ha frito el cerebro. No, no vamos a hablar estrictamente de física, aunque sí que vamos a utilizar algún concepto físico, tal como el vector de fuerza, para aplicarlo al entrenamiento deportivo, y sobre todo para mejorar la comprensión del movimiento.

Esperemos entonces a los que se les ha frito el cerebro en la primera frase. ¿Ya estamos todos? Bien, sigamos. Prometo hablar lo mínimo posible sobre física.

QUÉ ES UN VECTOR

Un vector es una representación gráfica de una magnitud física. Los más usuales son velocidad y fuerza, y esta última es la que de verdad nos interesa. Lo interesante de un vector es que nos permite representar de forma gráfica todos los valores que configuran una fuerza, y no solo su cantidad. Las diferentes partes de un vector son:

  • Origen o punto de aplicación.
  • Dirección.
  • Sentido.
  • Módulo.
Partes de un vector

Qué bonito, os acabo de explicar las partes de una flecha y os habéis quedado tan panchos. ¡Chst! Quieto ahí, no cierres el navegador, hombre. Al menos dame el beneficio de la duda. Sigo, que me lío solo.

Lo interesante de estas flechitas es que nos permiten expresar de una forma muy gráfica las partes de un movimiento. Y esto sí que tiene muchísima aplicación en el ámbito del entrenamiento deportivo. Cada vez que lanzamos una piedra, saltamos, corremos, lanzamos una host… un puñetazo, o una patada, estamos generando una serie de fuerzas. Al tratarse de una magnitud vectorial, todas esas fuerzas tendrán su propio vector, donde:

  • El origen será el punto donde se genera la fuerza (mayormente el suelo, y en menores ocasiones el core).
  • El módulo será la cantidad de fuerza ejercida.
  • La dirección y sentido representarán hacia dónde proyectamos esa fuerza.

Evidentemente lanzar un puñetazo o una patada, y ya no hablemos de una proyección de Judo (por poner ejemplos), son gestos muy complejos que no se pueden representar con un solo vector. Pero, dado que el ámbito en el que estamos no es puramente físico, podemos tomarnos la libertad de no ser tan estrictos a la hora de analizar estos vectores. En su lugar vamos a buscar el vector principal (o predominante) y los vectores auxiliares.

VECTORES DEL PUÑETAZO

Vamos a hacer un análisis muy básico de un puñetazo. Pero voy a hacer un inciso importante: solo vamos a tratar movimientos rectilíneos, nos olvidamos por ahora de las rotaciones.

Si observamos rápidamente un puñetazo (directo, sin florituras, sin desplazamiento, etc.), podemos definir sus características principales rápidamente:

  • Dirección: eminentemente horizontal.
  • Sentido: hacia delante cuando lo lanzamos y hacia atrás cuando recogemos el golpe.
  • Módulo: si te llamas Mike Tyson dicen las malas lenguas que unos 700 Kg (en realidad la unidad son Newtons, pero no queremos un ACV en la sala).
  • Origen: le voy a dedicar un párrafo entero.

Origen. Aquí es donde nos vamos a pelear todos. Así que, venga, formemos dos filas:

  • Los que opinen que el origen está en el suelo. Les vamos a llamar los buenos, sin ningún motivo especial.
  • Los que opinen que el origen está en la cintura. Les llamaremos los malos sin ningún motivo especial.
Vectores del puñetazo

Y ahora otorguemos las armas de batalla:

  • A los buenos les vamos a dar la sentadilla (punto de aplicación: el suelo, dirección vertical, sentido ascendente).
  • A los malos les vamos a dar el press banca (punto de aplicación: la espalda, dirección horizontal, sentido hacia delante).

¿Con qué narices entrenamos nuestro puñetazo? Y no me vale “con los dos”, que aquí o estás con nosotros o contra nosotros. ¡AU AU AU!

Me voy a cargar el suspense: tienen razón los buenos. Oh, ¿una pregunta? Adelante.

¿Pero si el vector es horizontal y hacia delante, eso no convierte al press banca en el mejor ejercicio?

Buen razonamiento, movimiento horizontal y hacia delante lo entrenaremos con un ejercicio de fuerza horizontal y hacia delante. Tiene lógica. Pero te has dejado atrás el punto más importante: golpeas estando de pie, y por lo tanto generas la fuerza desde el suelo y hacia arriba, y es el core el que la redirige hacia delante.

Oh, bien. Entonces es fácil, hacemos sentadillas y ya está.​

Bueno, sentadillas tienes que hacerlas por ley, es tu deber. Pero si nos fijamos en la imagen del puñetazo (arriba), el vector rojo representa la fuerza que generamos, así, a lo bruto. Pero no podemos entrenar en el gimnasio reproduciendo ese vector. Lo que sí podemos hacer es descomponer el vector en dos vectores que sí podamos aplicar en el gimnasio. Uno horizontal y hacia delante donde el press banca tendría cabida como ejercicio auxiliar, y uno vertical y hacia arriba donde donde la sentadilla tendría mucho sentido y cumplirías con tu razón de ser como ser humano: amar las sentadillas.

Sentadilla

¿Y cuál es el vector principal? Pues el vertical y hacia arriba (recuerda que estamos hablando de golpear SIN desplazamiento), ya que es el que mayor desplazamiento puede generar. Y dado que la fuerza nos habla del cambio de movimiento de un cuerpo, es este vector vertical y hacia arriba el que mayor capacidad de generar fuerza tiene. Si hablamos de golpear con desplazamiento, entonces la cosa cambia, ya que generamos un empuje hacia delante y priorizaríamos sobre el vector horizontal. Lo más inteligente en este caso sería entrenar de forma equitativa los dos vectores, puesto que nunca golpeamos estrictamente en estático, ni estrictamente en desplazamiento. Siempre teniendo en cuenta que el punto de origen es el suelo, y por tanto el ejercicio ha de hacerse sobre los pies (que no de pie).

¡SEXO! Ahora que ya se han despertado los del fondo, concluyo. Es importante aumentar la cantidad de fuerza que aplicamos en un movimiento, no voy a ser yo quien lo niegue. Pero es tan importante o más ejercer la fuerza en la dirección correcta y desde el punto de aplicación correcto. Si realizamos una labor de observación muy básica sobre el movimiento, seguro que somos capaces de determinar cuál es el vector principal y cuáles son los auxiliares, y ya con estos vectores en la mano seleccionar los ejercicios más adecuados para potenciar los movimientos, priorizando siempre el vector principal, claro.

Oh, ¿una pregunta más? Adelante.

Pero al golpear rotamos el tronco, ¿ese vector de rotación no se entrena?

Antes he dicho que solo íbamos a hablar de movimientos rectilíneos por una razón muy sencilla: los vectores rotacionales técnicamente no existen, es la fuerza centrípeta la que convierte en curvilíneo el movimiento rectilíneo generado por un vector.

¡Oh dios! Llamad al 1-1-2, hay sesos por toda la sala. Mejor seguimos con esto en otra entrega.

¿Y si hacemos sombra con mancuernas?

No lo hagas. No, no lo hagas. Pero imaginémonos por un momento que Trump gana las elecciones y que tú decides hacer sombra con mancuernas ¿Por qué no es lo más adecuado? Estás generando un vector que no va a estar presente una vez retires las mancuernas, no se superpone a ningún otro presente en el movimiento. ¿Cuál? Eso te lo dejo a ti.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies