¿QUÉ ES EL TAI CHI CHUAN?

¿Qué es el Tai Chi Chuan?

¿QUÉ ES EL TAI CHI CHUAN?

1. INTRODUCCIÓN

El Tai Chi Chuan (TCC) es un arte marcial chino cuyo nombre, aunque no tiene traducción literal posible, quedaría como Estilo del puño supremo. Atendiendo al significado más verosímil y menos “pomposo”, quedaría como Estilo de la gran polaridad, en referencia al famoso símbolo del Yin Yang del que recibe su nombre el Tai Chi Chuan. De su nombre cabría deducir que estamos ante un arte marcial de gran eficacia y recursos. Pues sí, así es.

Históricamente el estilo llega a ser conocido gracias a ser practicado por la guardia personal del emperador, siendo del agrado y adoptado por numerosos miembros de la familia imperial. Pero…

¿Hablamos de eso que hacen los ancianos y grupos de señoras en el parque, moviéndose a cámara lenta? ¿Eso es un eficaz arte marcial?

Sí, pero solo en parte.

Tai Chi en el parque

2. EL ROL DE LA LENTITUD

Lo que se suele identificar como “Tai Chi”, esa serie de movimientos lentos ejecutados al aire, es en realidad el equivalente a los Kata de estilos japoneses: constituyen el compendio técnico del estilo y en ellos se recogen las principales técnicas del sistema.

Lo primero que hay que indicar es que el trabajo de forma, esos movimientos al aire, son tan sólo una parte del sistema. Parte importante por todo lo que alberga, pero ni mucho menos el total ni tampoco una parte suficiente por sí misma para ser realmente útil.

Poniendo un ejemplo, es como comparar el trabajo de sombra del boxeo con el total de prácticas de este sistema. Es un elemento importante, vital para la mejora y adquisición de habilidad técnica, pero ni mucho menos un método de entrenamiento completo por sí mismo.

Ejercicios de sombra

¿Y por qué se mueven lento? ¿Cómo va a servir eso para la defensa personal?

Las razones para moverse lentamente son variadas y numerosas, aunque hay que saber que el trabajo de forma, se puede y debe realizar a diferentes velocidades, siendo la velocidad lenta la más habitual, pero para nada la única ni "la correcta".

Tras ese movimiento lento, lo que debería haber es un trabajo muy intenso de atención y percepción del propio cuerpo al realizar cada gesto. Si el proceso completo de lanzar un puñetazo dura menos de medio segundo, difícilmente vamos a poder ser conscientes de los numerosos detalles que concurren en el mismo durante su ejecución. Simplemente, pasa demasiado rápido.

Sin embargo, los detalles están ahí. Cosas como despegar codos, alinear incorrectamente el brazo, inclinar el cuerpo, cerrar los ojos… Si realizamos el movimiento a cámara lenta, es posible tomar consciencia de estos detalles, corrigiendo errores y potenciando aciertos.

Por supuesto, hay que trasladar esta habilidad al movimiento, a velocidades cada vez más reales. Y como el proceso de mejora es permanente (siempre se puede mejorar), seguir trabajando no solo sino también a cámara lenta, es algo más que recomendable.

Vale, entendido lo de entrenar despacio, pero, ¿de verdad esos movimientos valen para combatir?

Lo cierto es que sí. Cada postura, cada movimiento, encierra posibilidades de aplicación que incluyen, para cada uno de ellos, múltiples variantes de uso como técnicas de golpeo, luxación y proyección. Y todo hay que decirlo, con bastante contundencia y pocas referencias al “amor universal”.

Aplicaciones de Tai Chi Chuan

Entonces, ¿esos abueletes y matronas que entrenan en el parque cada mañana son expertos artistas marciales?

Pues salvo contadísimas excepciones, no. Ni por lo más remoto. Seguramente incluso ignoran que lo que practican es un arte marcial.

El Tai Chi Chuan posee la virtud de centrarse en capacidades físicas como la coordinación, la sensibilidad y la propiocepción, frente a la velocidad, la fuerza y la agilidad, y por ello puede ser practicado de forma correcta y eficaz hasta edades muy avanzadas. Lamentablemente se ha presentado en occidente, pero también en China, más como un método de gimnasia de bajo impacto que como el arte marcial que en realidad es.

3. ELEMENTOS DEL TAI CHI CHUAN

El TCC es mucho más que hacer movimientos al aire, posee:

  • Un completísimo conjunto de ejercicios destinados a potenciar habilidades físicas como la coordinación, fuerza, resistencia, velocidad, elasticidad, etc.
  • Ejercicios para hacer propias dinámicas de movimiento muy particulares, que poseen alta eficacia mecánica.
  • Ejercicios de Qigong, otra palabreja intraducible: "entrenamiento del Chi", que se suele mencionar como "entrenamiento de la fuerza interna". Dejando de lado la semántica, se trata de ejercicios destinados a obtener control sobre capacidades del cuerpo, cuyo uso generalmente queda fuera del alcance del control voluntario y que confieren a quien lo consigue, un uso altamente eficiente de las capacidades del cuerpo.
  • El trabajo de formas, tanto a mano vacía como con diferentes armas, donde trabajamos al aire cada movimiento, pero también su aplicación por parejas en las más variadas situaciones.
  • Trabajos de Tuishou, "empuje de manos", destinados a conseguir adherirnos al movimiento del rival, sin chocar, tomando ventaja de su acción gracias a su propia fuerza. Este elemento del Tai Chi Chuan, nos permite interceptar el movimiento del rival, interpretar su dirección, velocidad, fuerza, etc., gracias a la sensibilidad táctil, y adaptarnos de forma inmediata al movimiento e intención del rival, tomando inmediata ventaja. Es además una especie de "lubricante marcial" que permite ejecutar sin aparente esfuerzo nuestras técnicas, sin importar lo que haga el oponente.
  • Por último, trabajos de combate, con diferentes intensidades, donde se ponen a prueba todos estos elementos y habilidades. Por desgracia, encontrar esa clase de entrenamiento entre los practicantes de "Tai Chi" es misión casi imposible. Pero "casi" no significa "absolutamente": existen expertos que entrenan y enseñan de un modo completo, aunque son minoría.
Trabajo interno en Tai Chi Chuan

4. UN ARTE MARCIAL INTERNO

Vale, el Tai Chi Chuan es un arte marcial, pero, ¿qué tiene de especial?

Bien, el TCC es un arte marcial interno. Esto puede significar las más variadas y peregrinas cosas que uno pueda llegar a imaginar, pero me voy a quedar con la que me parece más lógica y asequible: un sistema que basa su trabajo en la propiocepción como método principal de información.

Al dar un puñetazo, normalmente nos fijamos en su precisión, potencia, velocidad… Ponemos el énfasis en sus características más obvias y “visuales”, así como en su resultado a la hora de buscar mejorar su calidad. Podemos corregir ciertos defectos técnicos, pero raramente lo haremos a través de la herramienta de la propiocepción. Nos centramos en el resultado pero no tanto en lo que sentimos en nuestro cuerpo mientras se produce ese resultado. Y en el Tai Chi Chuan ese es el foco de atención.

Combate de boxeo

El resultado es algo que en los inicios importa mucho menos que el tener una sensación “correcta”. Aprender a usar el cuerpo de ciertos modos que de entrada pueden resultar extraños pero que la experiencia nos muestra son eficaces.

En Tai Chi Chuan nos centramos en si nuestra postura es tensa y crispada, o relajada y dinámica. Si nuestra respiración trabaja acompasada con el movimiento o por contra está contenida. Si el alineamiento corporal para usar el poder de todo el cuerpo, está presente y en qué grado… En definitiva, nos fijamos mucho en lo que nos pasa "por dentro" mientras ejecutamos un movimiento, obteniendo información útil de todo ello como método de mejora y optimización.

¿Y funciona?

Sí, funciona. Otra cosa es a qué plazos y a qué coste. El boxeo puede poner a un principiante en capacidad para combatir de forma profesional en unos 4-5 años. En Tai Chi Chuan, existe capacidad para combatir en ese plazo, pero aún estaríamos en estadios de principiantes.

Por otro lado, la técnica del TCC no está pensada para el combate reglado y/o deportivo. Por ello, se gasta mucho tiempo y esfuerzo en prepararse para situaciones factibles en escenarios de defensa personal (ataques sin aviso previo, desde ángulos inesperados, partiendo de posturas “de no guardia”), y comparativamente, muy poco en el “combate establecido”. Si solo evaluamos un arte con parámetros muy parciales y que además le son ajenos, resulta muy difícil hacerse una idea acertada sobre su efectividad.

Figuras de Tai Chi Chuan

CONCLUSIONES

Todo esto y mucho más es el Tai Chi Chuan, mucho más de lo que se ve o muestra en los parques. Es una antigua y refinada tradición marcial, pensada para resolver conflictos con una peculiar estrategia. Un arte que cuenta en su repertorio con ejercicios para mejorar habilidades que suelen pasar desapercibidas, pero que resultan de vital importancia a la hora enfocar el combate.

Esperamos que esta introducción haya podido daros otra perspectiva de lo que es esta disciplina. En sucesivas entregas iremos profundizando en ello, intentando mostrar y explicar esas partes que “no son evidentes” pero sí fundamentales.

  • max

    Eso que hacen en los parques los ancianos y las matronas no es un arte marcial, pero está suficientemente probado su valor terapéutico tanto desde el punto de vista físico como psicológico-emocional como para que pueda ser mencionado de forma despectiva, tanto por el entrevistador como por un profesional del tai Chi como Antonio Leyva.
    Cualquier actividad que uno hace es buena si cumple los objetivos que uno se ha propuesto. No es necesario conocer la aplicación de Zhan, Nian, Lian y Sui para disfrutar de la energía que emana y circula por el cuerpo cuando se realiza la forma en nivel avanzado. Ahora bien si eres una persona que vive con miedo a ser agredida y te sientes más seguro conociendo el modo de enviar a un semejante a 10 metros de distancia con un empujón, entonces la sola práctica de la forma no te enseñará como hacerlo. Claro que tampoco tendrás en tus manos la solución a todos los males si tu agresor dispone de una pistola, o es un simple luchador callejero con experiencia.

    Yo fui artista marcial hace años y una de las cosas que me enseñó mi primer maestro, Takao Tsuruoka, fue el respeto, aunque se trate de actividades realizadas por matronas, jubilados y algún que otro “raro”, como yo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies