Manga Clásico y Artes Marciales

Portada - Manga Clásico y Artes Marciales

Manga Clásico y Artes Marciales

El manga, el cómic japonés, vivió en los años 70 su primer gran boom y se convirtió en un fenómeno de masas. Dentro de la temática del manga, fiel reflejo de la cultura japonesa, no podía faltar el mundo de las artes marciales y los deportes de combate. El kakuto manga, o manga de artes marciales, fue uno de los subgéneros con varias de las series más exitosas de esa época.

¿Sabíais que algunas figuras históricas emblemáticas de las artes marciales, se convirtieron en los protagonistas de estas colecciones de manga y de las subsiguientes series de anime? Pues de esta particular simbiosis entre manga y artes marciales con personajes reales es de lo que vamos a hablar en el siguiente artículo.

SHONEN MANGA, EL MANGA DE ACCIÓN

En los años 70 el shonen manga se consolidó como el favorito del público juvenil. De hecho, la palabra shonen significa chaval en japonés. Su característica más destacada es la acción a raudales: los personajes setenteros podían ser desde superhéroes a robots o deportistas, generalmente jóvenes. Y precisamente a este tipo de personajes vamos a dedicar esta entrada.

Estos héroes a menudo tienen que afrontar importantes retos. Los desafíos, que aparentemente son al principio imposibles de superar, al final son rebasados después de muchos sacrificios. En estas aventuras destacan valores como la disciplina austera, la perseverancia, la honradez, el compañerismo, el servicio a la sociedad y a la familia. De hecho, suelen ser mensajes constantes en este tipo de mangas, hasta el punto que hay quien los ve como una forma de educación para la juventud. El énfasis en estos principios puede explicarse por el Bushido, un código ético aún profundamente arraigado en muchos ámbitos de la sociedad japonesa.

IKKI KAJIWARA, EL REY DEL KAKUTO MANGA

El nombre real de Kajiwara, que al principio iba para novelista, era Asaki Takamori. Empezó a emplear un seudónimo para poder dibujar también en una revista rival de la suya.

Ikki Kajiwara fue uno de los guionistas de manga y anime más famosos de Japón y la estrella indiscutible en este género. Su especialidad fueron las historias de deportes, destacando las series sobre diferentes artes marciales como Judo, Karate y Sumo, y deportes de combate como Boxeo, Kickboxing o Lucha Libre.

Ikki Kajiwara y sus obras

Entre sus grandes éxitos debemos mencionar Ashita no Joe (1968 manga, 1970 anime). Este cuenta la historia de Joe Yabuki, un huérfano que encuentra en el boxeo su tabla de salvación y que al final de la serie llega a disputar un dramático y último combate por el título mundial. También es digna de mención Tiger Mask (1968 manga, 1969 anime), la serie más famosa sobre la lucha libre japonesa, que actualmente en su nueva versión continua emitiéndose en la televisión japonesa. Ambas joyas se las debemos al genio de Kajiwara .

Pero lo que realmente nos interesa tratar en este artículo son las historias inspiradas en las vidas y hazañas de maestros y campeones reales de la época. Se basaban en la carrera de figuras como Tadashi Sawamura, el primer campeón de Kickboxing y sobre quien se fraguo el su éxito como deporte, o en la trayectoria del revolucionario maestro de Karate Masutatsu Oyama, creador de la escuela Kyokushinkai. Todas estas historias también fueron obra de la pluma de Kajiwara.

1. KICK No ONI - DEMON OF THE KICK

En 1969 se publicó en la revista de cómics Shonen King el manga Kikku Gattsu, con guion de Ikki Kajiwara y dibujado por Kenji Nanba, que narraba la vida del famoso Kickboxer Tadashi Sawamura. Esta serie fue el antecedente que prácticamente sirvió de boceto al manga que tuvo realmente éxito, Kick no Oni o el demonio de la patada, publicado en la Shonen Gahosha también en el año 1969.

Portada del manga Kick no Oni

Con Kajiwara de guionista y dibujada en esta ocasión por Kentaro Nakajo, Kick no Oni se basó de nuevo en la historia y los combates de Tadashi Sawamura, el primer campeón de Kickboxing de la historia. La serie, a pesar de las licencias que se concede el autor y siendo en gran parte ficción, recoge aspectos interesantes de la génesis del Kickboxing en Japón.

Un episodio interesante es la recreación del encuentro entre Sawamura y Osamu Noguchi, el creador del Kickboxing. También se narra el primer combate de la historia del Kickboxing, celebrado en 1966, en el que Sawamura, representando al Karate, se enfrentó al Tailandés Raklae. En posteriores entregas van apareciendo algunos de los adversarios reales que tuvo Sawamura así como varios de los acontecimientos más relevantes en la carrera de la primera estrella del Kickboxing. Una lectura altamente recomendable para todos los aficionados de este deporte.

En 1970 se estrenó en televisión la versión anime de la serie Kick no Oni, que fue producida por Toei Animation y emitida en el canal TBS, el mismo que ofrecía los combates reales de Kickboxing en su programación deportiva. La serie, que constaba de 26 episodios, supuso un impulso añadido a la popularidad del recién nacido Kickboxing y consagró como estrella a Tadashi Sawamura.

El anime tuvo un enorme éxito en Japón, sobre todo entre el público infantil. Más adelante la serie llegó a ser emitida en Estados Unidos y en varios países de Sudamérica, siendo en Brasil uno de los mayores éxitos de los años 70.

Combate dentro del manga Kick no Oni

2. KARATE BAKA ICHIDAI - A KARATE MADNESS

Karate Baka Ichidai (1971 manga, 1973 anime) representó sin duda uno de los mayores éxitos en la carrera de Ikki Kajiwara. Fue dibujada por Jiro Tsunoda y Joya Hagemaru, y publicada originalmente en la revista Weekly Shonen Magazine de 1971 a 1977 en un total de 29 volumenes. Al manga, como suele ser preceptivo, le siguió una serie de animación que contó con 47 episodios.

Este manga está basado en las peripecias de Mas Oyama, fundador de la escuela de Karate Kyokushinkai.

Portada del manga de Mas Oyama

En la línea de este tipo de cómic, los episodios reales (eso sí, exagerados en gran medida) de la vida del maestro Oyama, se confunden con la ficción. En la obra se hace mención también a la filosofía de vida del maestro Oyama y se emplean sus citas más populares. Se sabe que el propio Oyama colaboró estrechamente con Kajiwara en la elaboración de los guiones.

La serie cuenta la vida de Oyama desde su juventud y las diferentes etapas de su vida. En su última etapa aparecen sus alumnos más representativos y que fueron los primeros campeones de la escuela. Nombres míticos del Kyokushinkai de aquella época: Tadashi Nakamura, Hidekuki Ashihara (el que después sería maestro del fundador del K-1, Ishi), Terumoto Yamazaki o Yoshiji Soeno. Prácticamente todos ellos fundadores años después su propio estilo de Karate.

Karate Baka Ichidai fue tan popular que el Karate experimentó un verdadero boom. Inspirados por las aventuras de Oyama, una ola de jóvenes en los años 70, acudieron entusiasmados a los dojos de Karate. Algunos de los actuales altos grados de la escuela Kyokushinkai en Japón, se encontraban entre esa generación de jóvenes que trataban de emular las hazañas de la historieta, clave en la espectacular expansión del estilo.

3. SANKAKUI JANGURU - FIGHTING JUNGLE

Este manga se publicó a finales de los años 70 en la revista Weekly Shonen Magazine. Fue una serie corta y de relativo éxito, y tiene la particularidad de incluir en ella a la mayor parte de las grandes estrellas de las artes marciales y la lucha de la escena japonesa de los años 70.

Así, desfilan por las páginas de este manga: Mas Oyama, el luchador Antonio Inoki, el legendario Mohamed Ali, el maestro Kenji Kurosaki, campeones míticos como Toshio Fujiwara, Benny Urquidez o el gigante americano Willie Williams.

En este caso el componente de ficción es mucho mayor que en los mangas anteriormente mencionados. El protagonista es el personaje ficticio Ushio Akahoshi, quien busca a su hermano desaparecido y que será derrotado por… ¡Benny Urquidez! El relato entreteje ficción y realidad, esta última casi en forma de documental, lo que nos da un argumento un tanto inconexo.

Manga Fighting Jungle

La curiosidad de esta serie es que se inspiró en un documental producido en 1978 por Antonio Inoki. Se trata del absolutamente imprescindible Kings of the Square Ring, película-documental que retrata la escena japonesa de los deportes de lucha en los años 70. En el filme se pueden contemplar algunos de los combates más importantes de la historia de los deportes de combate, y tiene como protagonistas a los ya mencionados Antonio Inoki , Mohamed Ali , Benny Urquidez, Toshio Fujiwara, Willie Williams o el boxeador Paul Takeshi.

El documental, que dura algo más de hora y media, se puede ver aquí.

CONCLUSIONES

El manga y el anime contribuyeron enormemente a la difusión y promoción de las artes marciales y la de los maestros y campeones protagonistas. El manga es actualmente una de las principales expresiones de la cultura japonesa, una potente industria de tiradas millonarias y que llega a todas las franjas de edad y estratos sociales, ocupando aproximadamente el 35% del mercado editorial japonés.

Hoy en día, las artes marciales y deportes de combate siguen estando bien presentes como en las más recientes Baki the Grappler o la mundialmente conocida Hajime no Ippo. Y dado el gran momento por el que pasan los deportes de contacto, no os quepa duda de que nuevas historias se escribirán en el futuro.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies