Flota como una mariposa, aplasta como un elefante

Grappling: flota como una mariposa, aplasta como un elefante

Flota como una mariposa, aplasta como un elefante

UTILIZANDO MARTIALBODY EN GRAPPLING

El título de este mensaje se refiere a algo que me dijo un colega, también Coach de Brazilian Jiu Jitsu, después de rodar juntos. Pensé que era una descripción graciosa pero acertada de los recursos que puede aportar MartialBody a un grappler. En este mensaje voy a resumir algunas de las formas en las que que considero que este entrenamiento para desarrollar el cuerpo puede ser útil para el grappler. Los atributos que describen las diversas citas de mis compañeros en este mensaje, no son el resultado de conocimiento técnico o de un gran catálogo de técnicas. En vez de eso, son producto del cuerpo entrenado, que surgen naturalmente cuando los atributos están inculcados y presentes.

En este artículo exploraremos algunas de las formas en las que tener el cuerpo entrenado de esta forma te ayuda en el libre intercambio del sparring, rodando o compitiendo en Grappling. Próximamente dedicaremos otro artículo al Striking, pero aquí nos centraremos específicamente en el Grappling.

1. FUERZA, PESO Y POTENCIA

En la mayoría de situaciones de Grappling, si el nivel de habilidad es equivalente, la persona más fuerte y pesada tendrá una clara ventaja. Por eso tenemos categorías de peso en las competiciones de Grappling y es la razón por la que los atletas más grandes siguen dominando las categorías de peso abierto. No nos equivoquemos, a pesar del método corporal, a pesar del tipo de generación de potencia que estudies, en algún momento tu potencia será superada por la de otra persona si sigues utilizando una mentalidad de fuerza contra fuerza. Incluso enfocándonos en las habilidades corporales, los Rodolfo Vieras y Buchechas de este mundo seguirían derrotando a la mayoría. Su enorme fuerza, peso y conocimiento técnico extremadamente refinado es una combinación mortífera.

Sin embargo, y esto es muy importante, entrenarte a ti mismo para expresar los atributos de MartialBody te dará una ventaja definitiva sobre la mayoría. Tu capacidad para utilizar tu cuerpo con una eficiencia extremada, armonizar todos tus músculos de manera que generes potencia con todo el cuerpo, y tu habilidad para permanecer conectado y ser capaz de sentir y manejar fuerza, harán que te noten muchísimo más fuerte y parezcas más pesado de lo que realmente eres.

Cada esfuerzo por mi parte es absorbido, parece crear un control aún más ajustado y empeora mi situación cuando es invertido y utilizado contra mí. Lo más fascinante es que notas poca o ninguna fuerza, pero esta se vuelve evidente cuando el coach se mueve con facilidad y velocidad en cuanto hay un espacio disponible, y utiliza sus conocimientos para ejecutar una posición o sumisión.

L.R - GB GLOUCESTER 

Este quizás es el comentario más común que recibo cuando entreno o hago sparring con mis compañeros de la comunidad grappler: lo pesado, fuerte y conectado que me notan. No lo estoy diciendo por alardear, ¡realmente no soy tan pesado, ni tan fuerte ni tan potente! ¡De hecho normalmente la gente me echa 10 kilos más de los que en realidad peso! Aunque mi barriga sea un poco más grande que en mis días de juventud, es el entrenamiento de habilidad corporal lo que crea estos efectos.

2. FUERZA APARENTE

Tomemos la fuerza como ejemplo. Normalmente pensamos en fuerza como potencia muscular, sin embargo, cuando analizamos lo que significa sentirte “fuerte” en un encuentro de Grappling, estamos hablando más sobre lo que el oponente percibe sobre ti que de la potencia real que crean tus músculos. He rodado con cinturones negros ligeros y delgados que seguían siendo capaces de ejercer una enorme presión. Esta presión no viene de su peso ni de su músculo, es resultado de su mecánica corporal.

En este trabajo, a través de un entrenamiento específico para desarrollarlo, armonizamos el cuerpo de manera que actúa como un todo en prácticamente cualquier movimiento. Cuando hacemos esto, si el oponente nota que estás empujando contra él o controlándole, no son los músculos alrededor de los puntos de contacto los que importan. En vez de eso, es la potencia de todo el cuerpo la que dirige cada movimiento. El oponente podría notar esto como que eres extremadamente fuerte, pensando equivocadamente que estás usando grupos musculares específicos, pero la verdad es que incluso el movimiento más diminuto se llena de la potencia que produce todo el cuerpo. Toda la masa muscular del cuerpo, conectada a través de los tejidos conectivos y cubriendo el esqueleto, transmite y produce un esfuerzo unificado que hace que la mayoría de compañeros se doblen de dolor al exprimirles y dejarles sin aire.

Además de esta potencia de todo el cuerpo, podemos decir que la percepción de fuerza del oponente se forma al interactuar con una mecánica superior. Cuando expresamos métodos como los que encontramos en la sección del Cuerpo Espiral, nunca proporcionamos oposición directa a la línea de fuerza del oponente. Siempre están empujando o tirando de algo que está en otro lugar. Pareces estar en un sitio, pero cuando te tocan, su cuerpo les dice que no estás donde pensaban. Eso puede ser bastante desconcertante, pero sobretodo puede reducir la fuerza efectiva que pueden utilizar contra ti. Para el oponente esto se siente como si fueses mucho más fuerte que ellos, debido a las fugas y pérdidas que sufre su fuerza al interactuar con tu mecánica superior.

3. ESTABILIDAD Y ALINEACIÓN

Una de las características definitorias de MartialBody es que mantienes una estabilidad dinámica. Incluso en movimiento o durante acciones inusuales, el cuerpo sigue sintiéndose estable aunque un compañero interactúe con él. Este mantenimiento de la estabilidad es extremadamente útil para un grappler, especialmente durante los intercambios de pie en los que proyectarles o derribarles puede ser muy difícil.

A menudo vemos esta capacidad en otras artes enfocadas a la estabilidad y la alineación, manifestada como el “hombre inamovible”, concepto en el que vemos expertos con los pies plantados en un sitio, lanzando a los que interactúan con ellos. Sin embargo, para mí centrarse en esto es un error y no debería buscarse salvo en tests y ejercicios concretos. Un nivel superior es mantener esta habilidad mientras estamos en un flujo constante de movimiento (flotando como una mariposa). Es cuando estamos en esta situación dinámica, que no deja de cambiar, cuando el cuerpo entrenado crea auténticos problemas para el oponente.

Hay tres pilares que constituyen cualquier proyección o derribo que yo haya visto o experimentado. Estos son:

  • Manipular la estructura.
  • Desequilibrar.
  • Eliminar los puntos de apoyo.

La combinación de estos tres factores hace que un derribo o proyección sean extremadamente difíciles de detener o de hacerles una contra. De forma inversa, evitar estos tres factores hace que conseguir un derribo o proyección sea extremadamente difícil. Manteniendo el cuerpo estable, conectado y móvil eliminamos uno de estos tres pilares, la capacidad de nuestro oponente para manipular nuestra estructura.

Si el grappler es capaz de mantener un profundo entendimiento de cómo optimizar su postura y alineaciones, cuando las presiones exteriores actúen en ellas para afectar a este estado óptimo, éstas se corregirán automáticamente y volverán a alinearse fluyendo con el intercambio. Debido a esto se niega el primer pilar de los derribos y proyecciones. Por sí mismo, un cuerpo alineado y estable será una gran ventaja.

Grappling - Cuerpo Estable

La movilidad, como la encontrada en los módulos de Cuerpo Elástico y Cuerpo Fluido, negará el pilar de desequilibrar. Unos desplazamientos estables, correctos y consistentes nos permiten caminar, reorganizarnos y movernos para reducir la efectividad del desequilibrio o kuzushi.

De la misma manera, entrenar para mantener nuestra potencia y masa dentro de nosotros, en lugar de apoyarnos sobre el oponente, significa que no le proporcionaremos un punto de apoyo que pueda explotar. A menudo, cuando tocamos a un compañero, sin darnos cuenta nos estamos apoyando en ellos. Esto es suficiente para que algunos expertos lo exploten. Entrenando el Cuerpo Estable aprendemos a mantener nuestra masa bajo control, sin comprometerla, manteniendo nuestra seguridad postural.

4. SENSIBILIDAD A LA FUERZA

El grappler está acostumbrado a un tipo de presión consistente y constante. A diferencia de un Striker, que experimenta impactos intensos a intervalos, el grappler normalmente está bajo presiones continuas apretando, empujando y sujetando. Esta familiaridad con la presión es una constante en el mundo del grappling y forma parte de la base tanto del ataque como la defensa de muchas de las tácticas que vemos utilizar a los grapplers de alto nivel.

Una manera de lidiar con la presión es manipular tácticamente o maniobrar para escapar de la línea en la que la presión es más efectiva. Este es un enfoque técnico para escapar o utilizar presión en un intercambio de grappling, fundamental entre los recursos del grappler. Sin embargo, hay otra manera en la que podemos encargarnos de estas fuerzas, una que es producto del cuerpo entrenado. Es la resolución y equilibrio de fuerzas para disminuir su eficacia y aumentar la nuestra.

Es muy obvio que el entendimiento del coach de absorber presión está a un nivel de experto. Cuando intento moverme para crear espacio, la presión de incrementa, todo se vuelve más incómodo y mi objetivo de moverme se vuelve más difícil aún. Cada esfuerzo por mi parte es absorbido, parece crear un control aún más ajustado y empeora mi situación cuando es invertido y utilizado contra mí.

L.R - GB GLOUCESTER

En este caso no hablamos de una estrategia de ataque o defensa. La fuerza del oponente se equilibra en nuestro cuerpo de modo que se siente poco efectiva. Esto puede referirse a varias cosas. Puede que cuando te ponga presión, note que tiene “pérdidas” y sea incapaz de penetrar, o que cuando empuja una zona, otra llena el hueco. A un nivel superior significa que las fuerzas que aplican son redirigidas de vuelta hacia ellos sin que se produzcan huecos o pausas. Cuando alguien es bueno aplicando estas mecánicas su “presión” se notará extremadamente pesada, ¡mucho más pesada de lo que su categoría de peso o la balanza digan! En el trabajo de pie, este equilibrio de fuerza se suele manifestar en un control aparentemente estático, ya que el empujón que alguien hace se transmite a través del cuerpo del adepto de vuelta hacia ellos, igualando el “circuito”.

Símbolo taoísta

5. YO CAMBIO, ELLOS SE VEN FORZADOS A SEGUIRME

En un intercambio de grappling es común que el enfoque sea manipular el cuerpo del oponente para conseguir afectarle con el derribo, luxación, o proyecciones deseados. Por supuesto, esta perspectiva ha sido una estrategia exitosa durante miles de años y debe formar parte de los recursos de cualquier grappler. Cuando el momento oh shit llega (y contra buenos compañeros, siempre llega), a veces necesitamos utilizar esta táctica de toda la vida para escapar. Sin embargo, el cuerpo entrenado abre otras posibilidades para el grappler, que pueden tener resultados remarcables.

Hablamos del concepto de priorizar cambiarte a ti mismo; cambiar tu movimiento y tu cuerpo de potentes y complejas maneras a las que el oponente tiene que estar adaptándose constantemente. Llamo a esto utilizar el Cuerpo Espiral. El compañero u oponente está en esencia apañándose como puede mientras tú cambias, buscando constantemente tu posición previa sin llegar a ponerse a la par. Es divertido intentarlo como táctica defensiva. A menudo hago grappling de pie, simplemente defendiendo todos sus intentos a base de cambiar mi cuerpo, observando cómo el compañero se reorganiza y camina constantemente mientras pierde y recupera su posición.

Una analogía simple para esta idea sería un carrusel girando. Imaginemos que el carrusel está girando delante de ti: cuando alargas la mano para coger una de las barras vas a ser girado y arrastrado por la trayectoria del carrusel. Lo mismo sucede con el cuerpo “cambiante”, llegas a agarrar algo, un brazo quizá, pero su extremidad ya está en movimiento y no donde pensabas que estaba. Este concepto crea una serie de aperturas y se afirma enteramente en el estado del Cuerpo Espiral entrenado, un estado en el que no retienes la misma posición en ningún momento. Nunca estás donde ellos pensaban y les has desequilibrado cuando te han tocado, sin haber tenido que hacerles nada directamente a ellos.

Eso sí, es importante no hacerse falsas ilusiones y entender que contra un grappler entrenado, estas “victorias” pueden consistir simplemente en conseguir ligeros desequilibrios. Pensar que vas a hacerles saltar, volar a través del aire o tomar ukemi con facilidad para ti, es un mito. Estos efectos se pueden recrear con gente desentrenada, durante un ejercicio, una demostración o un test… pero no en un sparring libre con alguien competente.

Aiki

6. EL CONCEPTO DE NO-OPOSICIÓN

Estamos programados para oponernos a las fuerzas que puedan afectar nuestra estabilidad. Cuando alguien nos empuja, de manera natural y subconsciente nos alineamos con la dirección de la fuerza y nos oponemos a ella para mantener nuestro equilibrio. Es una respuesta completamente natural, una que durante milenios ha evitado que caigamos y nos rompamos la cabeza.

Grappling - Fuerzas de oposición

Sin embargo hay otra manera de lidiar con la dirección, y es utilizar diversos métodos para cambiar el ángulo en el que la fuerza se aplica. Esto es lo que llamo el concepto de no-oposición. Cuando una fuerza se aplica a una superficie (nuestro cuerpo), la dirección óptima está a 90 grados respecto a la superficie. Esto produce la máxima penetración y efecto, y como veremos más adelante en el artículo sobre Striking, es un punto importante. Cuanto más somos capaces de desviarnos de estos 90 grados óptimos, menos efecto aparente tiene la dirección de la fuerza. Llegado cierto punto, la superficie y la fuerza están alineadas de tal manera que la fuerza simplemente no afecta a la superficie. Podemos utilizar recorridos circulares y espirales para crear superficies complejas a las que la fuerza tendrá que adaptarse también rápidamente para permanecer en un ángulo ventajoso.

Concepto de no-opisición

El trabajo es tan sutil que no eres consciente de que vas a ser tragado por una ola. Notas como si estuvieses flotando o apoyándote en ella, pero en realidad estás rodeado o atrapado. Incapaz de moverte lejos de la presión del agarre y la fuerza, intentas escapar pero te sigue, intentas luchar contra ella pro no notas nada contra lo que resistir.

BRUCE 
Shinkido Martial Arts 

Esta teoría está muy bien y es buena, pero en el calor de un intercambio, durante el ataque o en el aprieto de una defensa, ¿cómo nos ayuda esto? Primero de todo, es importante entender que el principio de no-oposición es sólo una parte del puzzle, en ocasiones querrás oponerte al 100% contra una fuerza dirección. A menudo utilizarás esta oposición para preparar una contra o crear una reacción en el compañero.

Pero cuando el momento es correcto, cambiar los ángulos de tu posición es muy útil. Me gusta utilizar este trabajo tanto de pie como en la lucha de suelo, normalmente en el primer contacto que se produce con la mano, en la lucha por los agarres, o contra alguien que intenta aplicar inmovilizaciones o controles direccionales en el suelo. Cuando la fuerza se disipa deja de afectarte, desequilibras a tu compañero y puedes llenar los huecos o conseguir ventaja.

Sin embargo, hay otra posibilidad interesante para utilizar esta idea. ¡Puedes usarla para aplastar a tu oponente! Cuando estás por encima en el suelo, si no aplicas directamente un ángulo de ataque de 90 grados, si “divides” tu propia estructura, desgarrando o cortando al oponente contra el tatami, podrás ver caras interesantes y sonidos extraños saliendo de ellos mientras intentan entender por qué de repente están tan incómodos. El concepto de no-oposición no es simplemente una estrategia defensiva, ¡es muy eficaz para hacer que alguien se doble de dolor!

7. ADAPTABILIDAD

Los más grandes grapplers del mundo son maestros de la adaptación. Observa a Marcelo García ejercer su arte y verás cómo tiene éxito en transiciones de una forma poco común para casi todos.

De la misma manera, observa a cualquier maestro de alto nivel practicando Empuje de Manos o Tuishou y te darás cuenta de su capacidad para cambiar y fluir con la sensación y fuerza de su compañero para dejarle en posiciones inestables. Los grandes de todas las artes de grappling tienen esta capacidad, pero no es un talento que venga de Dios, no debemos resignarnos a pensar que no seremos capaces de conseguir esta habilidad para nosotros mismos.

La fluidez y capacidad de cambiar y adaptarse son facetas del sistema nervioso y la mente. Se manifiestan cuando somos sensibles a situaciones y presiones y podemos adaptarnos de forma acorde a ellas. Si nos enfocamos en entrenar la capacidad de la mente para ser consciente del momento, y la sensibilidad de nuestro cuerpo para cambiar presiones, mejoraremos nuestra capacidad para fluir y cambiar.

Un punto importante es que el adepto de la fluidez no está continuamente siguiendo y cambiando adaptándose sin más a los ataques del compañero. El cambio y la fluidez también deben poder ser utilizados para imponer nuestro juego al oponente, cada vez que piensen que nos han detenido, volverán a ser atacados desde otro ángulo.

Entrenar la fluidez quizá sea la parte más complicada del entrenamiento de los artistas marciales, sin embargo, para el grappler quizá sea uno de sus atributos más importantes. Desarrollar esta capacidad puede conseguirse a través de una combinación de métodos para entrenar la mente, habilidades para ser conscientes del entorno y prácticas de movimiento consciente. Estas combinaciones nos permiten cambiar en un instante y ajustar los movimientos que hagamos para que sean fluidos y continuos.

Espero que este artículo proporcione algunos puntos de vista interesantes para los grapplers. Todo lo que enseño se estructura a través de la lente del trabajo no cooperativo y el Grappling es una de las arenas más seguras y divertidas que podemos utilizar para testar nuestro desarrollo.

¡Nos vemos en el tatami!


Artículo original escrito por Chris Davis y traducido con su permiso. Léelo en inglés aquí.

Puedes seguir a Chris en su sitio web, Facebook e Instagram.​

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies